Música

Contra la creencia popular, un estudio afirma que los bateristas son inteligentes

Los bateristas son inteligente

Los bateristas son inteligente Al menos, eso afirma un estudio científico que descubrió la relación entre ritmo e inteligencia. Los científicos del Instituto Karolinska y la Universidad de Umea en Suecia afirman en la publicación especializada Journal of Neuroscience (Revista de Neurociencia) que la inteligencia y la precisión en la coordinación “van de la mano”.

Según los investigadores, la habilidad para llevar un buen ritmo está relacionada por los procesos cerebrales responsables del razonamiento y la resolución de problemas.
Subrayan que esta capacidad no tiene nada que ver con el sentido del ritmo musical sino se trata de la habilidad de coordinar movimientos rítmicos.
“Lo que nos interesaba estudiar es la capacidad de precisión en una tarea muy simple para llevar el ritmo” dijo a la BBC el profesor Frederik Ullen, quien dirigió el estudio.

 

“Esta capacidad de precisión en la coordinación refleja la estabilidad de la actividad neuronal en el cerebro”, agrega.
“Y creemos que esta estabilidad en la actividad neuronal es muy importante en los procesos cerebrales que se encargan de la resolución de problemas y el razonamiento”.

Además, pueden influir en sus compañeros de banda mejorando su función cognitiva, el corazón rítmico de un grupo tiene mucho que aportar contagiando al resto de los músicos

 Coordinación
En el estudio participaron 34 hombres diestros de entre 19 y 49 años a quienes se les pidió que golpearan una baqueta a una variedad de distintos intervalos. Posteriormente se les pidió que respondieran a una prueba psicométrica de 60 preguntas y respuestas.

Los participantes mostraron inmensos volúmenes de materia blanca, la cual produce conexiones entre las diferentes áreas en sus cerebros. La región izquierda tiende a focalizarse en el ritmo y el tiempo, mientras que el derecho acciones sobre los tonos y melodías.

“Descubrimos que los que tuvieron la mejor puntuación en las pruebas de inteligencia también lograron menos variaciones en el ritmo que debían llevar”, agrega. La tarea de llevar el ritmo con una baqueta, afirma el investigador, no involucró ningún tipo de resolución de problema. “Sabemos que para los procesos de información y aprendizaje se necesita una precisión a nivel de milisegundo en la actividad neuronal” dice Ullen.

“Así que creemos que la imprecisión en el ritmo probablemente surge a un nivel fundamentalmente biológico” agrega el investigador. “Y esto se debe a una especie de “ruido” en la actividad cerebral”.  Los científicos descubrieron también que la inteligencia y el buen ritmo están relacionados a un mayor volumen de materia blanca en partes de los lóbulos frontales del cerebro. Éstos están involucrados en los problemas de resolución, planificación y manejo del tiempo. “En general -afirma el profesor Ullen- este estudio revela que lo que llamamos inteligencia tiene una base biológica”. “Y esta base se encuentra en varias fibras nerviosas de los lóbulos prefrontales y la estabilidad de la actividad neuronal que éstos ofrecen”, agrega el investigador.

Los investigadores ahora investigarán si esta correlación entre buen ritmo e inteligencia se debe a factores genéticos o factores ambientales. ¿Debemos entonces practicar la percusión para hacernos más inteligentes?  Quizás no sea tan fácil, dice el profesor Ullen, pero sin dudas aprender una nueva tarea nos vuelve mas inteligentes

Otros estudios relacionados
En Harvard, concluyeron que los ‘bateros’ desarrollan una especie de reloj interno que se mueve en ondas, a diferencia del reloj común que muestra el tiempo lineal. Los músicos son capaces deunir el ritmo innato que se ha encontrado en las ondas cerebrales o en el latido del corazón: así, el ‘batero’ encuentra un ritmo realmente humano. El don de los ‘bateros’ puede ser compartido: un ritmo bien ajustado actúa como un canal de transferencia de su propia inteligencia natural.

Investigadores de la Universidad de Washington estudiaron los efectos del ritmo en el cerebro y dedujeron que percibir un ritmo bien marcado favorece las capacidades congnitivas de las personas.  Mientras que en la Universidad de Oxford demostraron que cuando los bateristas tocan en conjunto sus niveles de felicidad y tolerancia al sufrimiento aumentan, de manera similar a lo que les ocurre a los deportistas olímpicos.

Fuente: BBC

1 Comentario

Click aqui para comentar


¡No quiero perderme nada!