Música

Quejas por las bajas ganancias que deja Spotify

Quejas por las bajas ganancias que deja Spotify

LONDRES (EFE).- El servicio de música on line Spotify , lanzado el año pasado y que permite escuchar música en Internet de forma legal y gratuita sin necesidad de descargarla, ya cuenta con siete millones de clientes. Sin embargo, los artistas se quejan de su rentabilidad mínima por las canciones difundidas.

Esto es lo que afirma el diario británico The Independent, que pone como ejemplo el caso de Lady Gaga, que sigue dominando las escuchas en Spotify, pero que sólo ganó supuestamente el año pasado 167 dólares por un millón de escuchas de su éxito “Poker Face”.

Hay quien calcula que, para que un artista consiga llegar al salario mínimo de 1160 dólares en Estados Unidos, sus canciones tienen que escucharse 4,5 millones de veces en un solo mes.

La Academia Británica de Letristas, Compositores y Autores ha advertido del peligro de que los acuerdos secretos de la empresa van a imposibilitar que surja una nueva generación de talentos.

Según su presidente, Patrick Rackow, aunque muchos músicos apoyan el principio y los ideales de Spotify, cunde la preocupación entre los 2.000 miembros de la Academia.

“Habrá siempre cantantes/compositores que ganarán millones, pero lo preocupante es que para uno que comienza ahora, las perspectivas de ganarse la vida son más bien difíciles”, señala Rackow.

El vicepresidente de Spotify, Paul Brown, que estuvo recientemente en una reunión de compositores en Londres en la que intentó disipar sus preocupaciones, dijo a The Independent que es necesario darle tiempo a su empresa para que crezca.

“Claro que habría que recompensar con justicia a los artistas por su trabajo y su fabulosa creatividad y espero que los ingresos que estamos generando lleguen a sus bolsillos, como tendría que ser”, afirma Brown.

Según Jez Bell, directivo de la Performing Rights Society for Music, que se encarga del cobro de los derechos de autor de los letristas y compositores, el mínimo que fija la sociedad son 0.085 peniques (unos 0,13 dólares) por canción difundida.

“Los servicios online están ya generando ingresos importantes y en 2009 aumentaron un 73 por ciento hasta 46,9 millones de dólares”, afirmó.

Pero los autores de las canciones quieren que se les aclare si Spotify ha aceptado también esa tarifa mínima.

El año pasado Bob Dylan sacó del servicio buena parte de su viejo catálogo y los Beatles han rechazado formar parte de la plataforma de música online, pero en general el mundo musical está aceptando.

Spotify, que afirma tener ya más de 7 millones de clientes y casi 300.000 suscriptores que pagan en torno a quince dólares por poder escuchar las canciones sin interrupción de anuncios, quiere tener en su catálogo 36 millones de canciones para fin de año, cuando se lanzará el servicio en Estados Unidos.

El éxito de Spotify se basa en la facilidad de uso para el usuario, que una vez que entra en el servicio y no tiene más que teclear el nombre de su artista favorito o el de un álbum para poder escucharlo gratuitamente. Sin embargo, no puede ser descargardo, algo que satisface naturalmente a las discográficas , que denuncian continuamente la piratería en Internet.

Fuente: La Nación


¡No quiero perderme nada!



En breve lo estarás recibiendo. ¡Revisa tu correo!