Versos y estrofas

Heptasílabo (verso)

Estructura. Métrica. Poesia. Versos. Consiste en un verso compuesto por siete sílabas métricas.

El verso heptasílabo, o verso de 7 sílabas, es una clásificación de los versos proveniente de la poesía que se utiliza también en la canción.

Vale destacar que se consideran sílabas métricas a las silabas fonéticas y no sílabas gramaticales. Es decir al sonido de las sílabas y las vocales. Dado que en muchas ocasiones el cómputo métrico de las sílabas no coincide con la suma total del número de sílabas reales de cada palabra, por ejemplo cuando ocurre la Sinalefa. Para evitar confusiones es recomendable ver las reglas de la métrica: Sistema de Notación de rimas y versos.

Es muy frecuente que los versos heptasílabos sean combinados otros versos, por ejemplo:
– con los pentasílabos, formando la estrofa denominada Dodoitsu o Seguidilla
– con endecasílabos: formando, según el caso, Lira, Estancia o Silva.

También son heptasílabos, los hemistiquios del verso compuesto denominado Alejandrinos.

El heptasílabo en la canción

Si bien no son los versos más usuales, el verso heptasílabo es de uso frecuente en letras de canciones, especialmente, en géneros que utilizan la Seguidilla, tales como los folclóricos. Sin embargo, no es su única forma, se lo puede encontrar en otras variante (SilvaLira) y en todo tipos de géneros musicales.

Ejemplo de versos heptasílabos en canciones

El día que me quieras
la rosa que engalana
se vestirá de fiesta
con su mejor color.
Al viento las campanas
dirán que ya eres mía
y locas las fontanas
me contarán tu amor.
La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar
y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo,
luciérnaga curiosa
que verá…¡que eres mi consuelo..!
Carlos Gardel y Alfredo Le Pera – El día que me quieras

Todas las voces, todas,
todas las manos, todas,
toda la sangre puede
ser canción en el viento.
canta conmigo, canta,
hermano americano.
libera tu esperanza
con un grito en la voz.
Armando Tejada Gómez y César Isella – Canción con todos

Pide su trago solo,
de espaldas a la calle,
bebe su trago solo,
inmóvil, devorándose.

Paga, piensa otro trago
sin gastar ni una frase
y luego se va solo,
hacia la noche y nadie.
Armando Tejada Gómez y Amaury Pérez – El vino triste

Criollita de mi pueblo,
pebeta de mi barrio,
la golondrina un día
su vuelo detendrá;
no habrá nube en sus ojos
de vagas lejanías
y en tus brazos amantes
su nido construirá.
Su anhelo de distancias
se aquietará en tu boca
con la dulce fragancia
de tu viejo querer…
Criollita de mi pueblo,
pebeta de mi barrio,
con las alas plegadas
también yo he de volver.
Carlos Gardel y Alfredo Le Pera – Golondrinas

Deja tu opinión

Click aqui para comentar


¡No quiero perderme nada!



En breve lo estarás recibiendo. ¡Revisa tu correo!