Música

¿Cómo agregar un bajo a tus canciones?

El bajo es un instrumento asombroso, generalmente muy dejado de lado a la hora de componer y arreglar. Un buen bajo puede hacer que una canción se vuelva realmente excelente, adquiera ritmo y groove.

Además es una gran solución para llenar partes en la que no sabemos con qué demonios completar y para que tus canciones empiecen a tomar vida. Seguro te preguntas ¿Cómo hago si no soy bajista?.

Analizaremos que arreglos de bajo puedes agregar a tus canciones.

Lo primero que debes saber es que el bajo con la batería controlan el “groove” de la canción, es decir el ritmo y la sensación mas básica de la canción. Ellos nos definen que tipo de canción escuchamos: ¿balada? ¿rock?¿disco?. No definen esa sensación. Y el bajo, a diferencia de la batería cuenta con una función armónica, va marcando las notas armónicas de la canción.

¿Ritmo? ¿Qué es eso?
En un ritmo tenemos golpes débiles y fuertes. En los golpes fuertes suelen golpear las notas o los sonidos más graves, es decir se acentúan mientras que en los tiempos débiles se acompañan con silencios, o notas de paso.

¿Cómo diferenciar cuales son los golpes débiles de los fuertes?
Sencillo intenta seguir el ritmo de la canción, márcalo con tu pie o golpea algo. Regla general en las canciones de rock, o mejor dicho generalmente en toda la música 4/4,  los golpes fuertes son el primero y el tercero. En ellos se acentúa, por lo cual generalmente pega el bombo (Bass drum), mientras que en los tiempos débiles pega la caja (snare) de la batería, lo que en resultado da ese ritmo fácil de seguir y bailar.

Tipos de bajo
Un buen detalle que debes definir es según el tipo de canción tienes que bajo vas a usar.

Podemos diferenciar 3 tipos de bajos:
 a) El “Bass Player”, el bajo más conocido similar a la guitarra y que se usa para  rock, funk, etc.
b) El “Synth Bass”, o bajo electrónico, es un bajo producido por sintetizadores. Generalmente usado en la música pop, electrónica o bailable
c) Contrabajo, chelo, etc. Usado para canciones más formales.
Es importante definir qué tipo de bajo vamos a usar pues suenan realmente diferente, y cada uno afecta la canción de modos distintos, pues cada uno tiene un ataque y un sonido distinto.

Aclaraciones: Los ejemplos del bajo esta usando la clave de sol por motivos prácticos.

Sobre los ejemplos: Se utiliza la progresión I-IV-V-I, con la misma base de batería y piano, y el mismo tempo. Lo único que cambia es el bajo a lo largo de los 11 ejemplos.

Los arreglos de bajo más usuales que podemos encontrar son:

Golpes fuertes:
a) Acentuar en el primer golpe.
Generalmente usados para las baladas, o intros. Consiste en usar la tónica del acorde nada más que en el primer golpe. Podemos notar como el bajo suena totalmente integrado.

b) Acentuar en los golpes fuertes. Primer y tercer tiempo.

c) Acentuar en el primer golpe y en el último golpe del compás.

Corcheas: El bajo se empieza a destacar.
d) Contratiempo: Se genera al golpear en los tiempos débiles del compás, esto genera el famoso efecto bailable.
.

e) Con corcheas: Utilizado para dar sensación de velocidad y rapidez.
 
f) Con Staccato: Genera una sensación de golpeteos.

g) Con Tresillos: Genera un efecto más jazzístico.

Acordes, octavas, escalas y notas de paso:
h) Notas del acorde: Se utilizán las notas del acorde: En este caso son mayores: 1-3-5.

i) Tónica con octavas. Se utiliza la nota tónica en los golpes fuertes y la octava en los débiles.

j) Tónica con notas de paso. Se golpea a la tónica en los golpes fuertes y se juega con las notas de la escala o del acorde para llenar los tiempos debiles. 

k) Riff. Otras opciones consisten en crear una melodía o un riff propios, utilizando las opciones vistas arriba.

Conclusión
Podemos encontrar distintas formas de arreglar un bajo: unas de estas formas simplemente marcan los tiempos de la canción haciendo que este pase casi desapercibido y se encuentre totalmente integrado con la canción. Y otras el bajo se encarga de acelerar la canción otorgándole ritmo y movimiento. Por supuesto, todo depende de la sección, la canción y lo que queramos lograr.
Si bien suma mucho destacar el bajo, dándole una melodía y un ritmo propio no siempre vamos a querer eso, pues muchas otras veces tendremos que destacar otras melodías, y necesitaremos que el bajo simplemente marque el ritmo.  Pero sin dudas, es todo una cuestión de gustos.

Click aquí para descargar los ejemplos en guitar pro 

Articulo Relacionado
Técnica de Piano: El bajo de Alberti
Entendiendo el ritmo en la música. Parte 1.
¿Cómo componer canciones de reggae? El ritmo One Drop

 

16 Comentarios

Click aqui para comentar


¡No quiero perderme nada!